Blog

    Publicado en: General   |   Tags: Alimentación

    ¡Ha llegado el verano! Y con él, los tan deseados paseos que acaban con un delicioso helado. Helados más tradicionales de fresa, chocolate, nata o vainilla (todo un clásico) o los más modernos como stracciatella, turrón, mint o cookies. La variedad en las vitrinas cada vez es mayor, y aunque mientras lo saboreamos disfrutamos como unos enanos, cuando terminamos nos asaltan sentimientos de culpa y arrepentimiento por haber abusado de este pequeño capricho, tan estival. Nada más lejos de la realidad, sobre todo sí sabemos controlarnos y mantenemos un equilibrio.

    4109

    Desde Derbós, confiamos en que esos caprichos en forma de helado, se tomen de forma responsable, porque, aunque suene raro, el helado nos puede aportar muchos beneficios. Además, como ya hemos hablado en anteriores entradas al blog, con una dieta saludable y complementos naturales que den a tu cuerpo esa ayuda extra, un capricho, es solo un pequeño placer para el paladar que no te va a afectar en absoluto, al contrario, te va a alegrar la tarde, haciendo que te sientas muy feliz.

    Como suele decirse “un helado al año no hace daño”, y si es más de uno tampoco pasa nada, que para eso estamos en verano, porque entre otras cosas, los helados aportan una gran cantidad de nutrientes a nuestro cuerpo. Muchos de ellos están elaborados con leche, que nos darán calcio y proteínas.

    2436687

    Una leyenda urbana que gira entorno a los helados es que engordan. Pero como todo, si los tomas sin medida y entre horas. Un abuso de helado, ahora que apetece tanto, efectivamente, no nos ayuda a mantener el peso o a reducirlo. Pero lo que debes saber de los helados es que nos ayudan a saciarnos. Tomar un helado antes de las comidas hará que nuestro estómago no se queje, evitando el picoteo entre horas.

    Además, si sufres de malestar en la boca, como puede ser inflamación de muelas o encías, el helado es tu aliado perfecto. Su temperatura calma y alivia la inflamación.

    3413974

    No podemos negar que tomar helado es sinónimo de bienestar. Además, está comprobado, ya que contiene triptófano, un aminoácido que genera serotonina, la hormona de la felicidad.

    Y como no queremos privarte de este pequeño placer, desde Derbós te traemos una receta natural y deliciosa para que hagas un helado saludable en casa, y lo disfrutes en cualquier momento.

    INGREDIENTES (4 personas)

    • 1 yogur Natural desnatado
    • 500g de cerezas

    ELABORACIÓN

    1. Lavar y quitar el hueso a las cerezas.
    2. Añadirles el yogur y congelar toda la mezcla durante 4h en el congelador.
    3. Sacamos del congelador y dejamos reposar.
    4. Metemos la mezcla en la batidora hasta conseguir una textura cremosa.

    ¿Ves qué fácil? Pruébalo y nos cuentas, porque no hay nada como disfrutar de un helado para sofocar el calor del verano, ¿no crees?