Blog

    Publicado en: General   |   Tags: Salud

    Qué desagradable es sentirse decaído y sin ganas de nada, ¿verdad?… En Derbós, Laboratorio Natural lo sabemos, y queremos ayudarte de una forma sana y natural a decir adiós a esa sensación de desesperanza donde el negro no te deja ver los colores del fondo…

    Derbos_1_1

    Seguro que te estás preguntando, cómo podemos ayudarte para sentirte mejor. Pues es fácil. Sigue leyendo porque hoy queremos compartir contigo unos consejos que a nosotros nos funcionan en esos momentos más bajos.

    Derbós_2_1

    Toma nota, y no pierdas detalle de nuestros tips de esta semana porque estamos convencidos que a ti también te ayudarán a que el negro vaya, poco a poco, desapareciendo.

    Derbós_3_1

    Practica alguna actividad física

    Puede que os parezca algo contradictorio que os digamos que debéis practicar deporte para aliviar cansancio, ansiedad y apatía general, pero el ejercicio nos ayuda a combatir el cansancio y a pensar en positivo. El sedentarismo es uno de los mayores enemigos de nuestra salud. Mantenernos activos nos ayuda a estar sanos no solo en el aspecto físico, sino también en el mental.

    Apuesta por productos naturales

    En Derbós, disponemos de una amplia gama de productos naturales para ayudarte a aliviar estos síntomas tan molestos y desagradables. Productos compuestos por jalea real, pasiflora, hipérico y muchos componentes naturales que te pueden ayudar a sentirte más optimista, y con más ganas de enfrentarte a tu día a día.

    Huye de la comida basura

    Este tipo de comida es el enemigo número uno de todos los síntomas que queremos evitar. Así que dile adiós al “Fast food”, y comienza a introducir una alimentación más sana y equilibrada basada en la dieta mediterránea.

    Cuídate y mímate

    Esto es imprescindible para sentirse bien. Procura quererte más y darte algún caprichito que otro. Verás cómo cambia la perspectiva de las cosas, te sientes mucho mejor, y comienzas a vislumbrar los colores del fondo.

    relax

    Ahora solo te queda ponerlos en práctica, y contarnos qué tal te va. Seguro que con esto simples consejos y fuerza de voluntad, la vida te sonreirá todos los días, porque tú le sonríes primero. De todas formas, si ves que no mejoras, desde Derbós te recomendamos que no lo demores, y te pongas en manos de profesionales para evitar males peores.